La higiene bucal ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años. Las nuevas tecnologías y la innovación de los profesionales han permitido que, poco a poco, tengamos cada vez más a mano auténticas herramientas profesionales a precios asequibles para cuidar cada día de nuestra higiene bucal.

Los irrigadores dentales son una potente herramienta capaz de llevar nuestra salud bucal a un nuevo nivel.

Respondiendo a la gran demanda por parte de los consumidores, cada vez más fabricantes sacan al mercado nuevos irrigadores, ampliando las opciones y añadiendo nuevas funcionalidades y prestaciones a sus productos.

¿Qué son los irrigadores dentales?, ¿por qué son necesarios para nuestra higiene bucal?, ¿cómo funcionan?, ventajas e inconvenientes… Resolveremos todas estas dudas en este artículo.

Continúa leyendo.

Al final del artículo te ofrecemos a una selección de los mejores irrigadores del mercado actual a precios sin igual. Si quieres puedes acceder directamente a través del siguiente botón:

Lo mejor para nuestra higiene bucal ahora en nuestra casa

Los irrigadores llevan más de una década cumpliendo su servicio para mejorar la higiene bucal de los usuarios. Se han posicionado como uno de los métodos más eficaces para conseguir mantener una salud bucal correcta, a la vez que sirven para prevenir muchas de las patologías orales más frecuentes.

Si bien es cierto que, normalmente, el uso de los irrigadores dentales se centraba únicamente en el ámbito profesional, el desarrollo del mercado ha permitido que, en los últimos años, se pueda disfrutar en casa de excelentes irrigadores dentales con tamaños muy compactos.

¿Qué es un irrigador dental?

Podríamos definir el irrigador dental como un aparato que aplica un chorro de agua a presión para la limpieza habitual de la boca.

También se le conoce como “hidropulsor” debido a la característica de que lanza agua mediante un chorro pulsátil.

El uso de agua a presión permite mejorar la higiene bucal al retirar no sólo los posibles restos de comida, sino que también actúa de manera eficaz sobre la placa bacteriana que se resiste al cepillado.

Se trata en definitiva de un método de limpieza que consigue llegar a las cavidades de difícil acceso para el cepillo como las zonas interdentales o la línea de las encías. Por esta razón es particularmente eficaz para quienes llevan ortodoncia (brackets).

Irrigador bucal Waterpik WP-560EU recargable

Irrigadores dentales: un uso sencillo, intuitivo y rápido

Prácticamente todos los irrigadores dentales tienen el mismo sistema de funcionamiento. Se componen de un depósito de agua, una bomba y una boquilla por donde se aplica el chorro a presión sobre nuestra boca.

Son aparatos muy fáciles de usar, es rápido, sencillo y muy intuitivo, ideal incluso para niños.

Cómo se usa un irrigador

Para maximizar los resultados, se recomienda utilizar el irrigador después de un cepillado normal o tras el uso del hilo dental.
Para utilizarlo, deberás tener lleno el depósito del irrigador con agua templada (también puedes añadir un poco de tu enjuague favorito) y colocar la boquilla en tu boca.
El resto es dejarse llevar: enciende el irrigador bucal, pulsa el botón y dirígelo hacia las zonas de tu boca donde quieras limpiar.

Tras el proceso notarás que tu boca está mucho más limpia con una sensación de comodidad y frescura que no te dejará indiferente

Pros y contras de los irrigadores

Pros

Gran poder de limpieza

Sensación muy agradable de frescura y limpieza tras su uso

Poco mantenimiento

Ideal para ortodoncias, encías sensibles, niños…

Contras

Prepara espacio en el baño, porque excepto los portátiles, los irrigadores suelen ser aparatos voluminosos.

Precio de compra elevado

Tipos de irrigadores dentales

La creciente demanda del mercado en los últimos años ha llevado a los fabricantes de productos de higiene bucal a desarrollar diferentes tipos de irrigadores dentales, todos ellos con sus propias características:

Hidropulsor de sobremesa

Irrigador dental sobremesa

Es un irrigador dental que debe enchufarse a la red eléctrica. Es el más común pero también el más voluminoso.

Son los que más prestaciones ofrecen con varios modos de limpieza, intensidades, boquillas, etc.

Irrigadores portátiles

Irrigador dental portátil

Incorporan una batería recargable y cuentan con un pequeño depósito que contiene el agua.

Son ideales también para utilizarlos fuera de casa o cuando estamos de viaje.

Irrigadores dental de grifo sin motor

Irrigador dental de grifo

Es el tipo de irrigador menos conocido.
Funciona conectado directamente al grifo del lavabo o de la ducha por lo que, como no llevan motor, no hacen ruido al utilizarlo.
Cuentan con la ventaja de que se puede regular la temperatura y la intensidad con el mando del grifo.
Tienen la desventaja de que no puedes añadir colutorio al agua para maximizar la limpieza y el frescor.

Preguntas frecuentes sobre los irrigadores dentales

De forma breve, vamos a resolver a continuación algunas de las preguntas más frecuentes sobre los irrigadores bucales.

¿Cuántas veces al día hay que usarlo?

El irrigador dental puede utilizarse después de cada cepillado, sin embargo, los expertos recomiendan un uso máximo durante cinco minutos cada dos horas.

¿Para qué personas está recomendado?

Cualquier persona que busque una mejora en su higiene bucal puede usar sin ningún problema un irrigador dental, es decir, no es necesario tener un problema en concreto para utilizarlo.
Además, los expertos recomiendan su uso entre quienes llevan brackets, tienen implantes dentales o que padecen gingivitis o periodontitis.

¿Pueden utilizar varias personas el mismo irrigador?

¡Sin duda! Como en la consulta de los dentistas, los irrigadores dentales poseen boquillas intercambiables. Generalmente también son de diferentes colores, y permiten un uso por todos los miembros de la familia.

¿Alguna recomendación?

Es importante contar siempre con la opinión y las recomendaciones de tu dentista, quien te aconsejará el mejor irrigador dental según tus características personales.

Nuestra oferta de irrigadores dentales

A continuación te ofrecemos varias ofertas para comprar irrigadores dentales de todo tipo:

Oferta
Irrigador portátil Morpilot
  • Limpieza profunda y alta potencia. Depósito 200 ml

Oferta
Oral-B Oxyjet

  • Completo sistema de limpieza de alta presión con 4 cabezales Oxyjet
Oferta
Irrigador profesional Apiker
  • 8 boquillas multifuncionales, presión de agua ajustable, depósito de 600 ml
Oferta
Waterpik WP-660EU
  • Irrigador de sobremesa con 10 ajustes de presión de agua. Depósito de 650 ml
Oferta
Irrigador dental profesional Ovonni
  • Equipado con 7 boquillas intercambiables, depósito de 600 ml, presión ajustable
Oferta
Waterpik WP-662EU
  • Interruptor de activación/desactivación de la irrigación en el asa. 10 ajustes de presión. 650 ml de depósito.
Irrigador portátil SIMBR
  • Depósito de 220 ml. 3 modos de presión de agua. 3 boquillas reemplazables, una de ellas especial para ortodoncias, implantes y dentaduras postizas.
Oferta
Waterpik 100 Ultra
  • Idóneo para bocas con coronas e implantes. 1 litro de capacidad. Incluye 7 boquillas para una higiene integral.
Waterpik 450
  • Irrigador portátil recargable. Diseño ergonómico antideslizante. Incluye 4 boquillas.
Oferta
Oral-B Smart 5000 + Oxyjet
  • Completa estación de cuidado bucal para toda la familia. Conectividad Bluetooth, 6 cabezales Oral B + 4 cabezales de irrigación.
Oferta
Oral-B Waterjet
  • Irrigador Waterjet con 4 cabezales y potencia ajustable.
Oferta
Waterpik WP-563EU
  • Irrigador dental recargable portátil. Una carga proporciona hasta 4 horas de uso. Bolsa de viaje y 4 recambios. Disponible en varios colores.
Irrigador de grifo SOWash
  • Permite regular tanto la temperatura del agua como la presión del chorro directamente con la mano del grifo.
Irrigador dental para el grifo
  • No necesita electricidad. Fácil instalación en lavabo o ducha. 6 boquillas de recambio

Recambios y cabezales para irrigadores

A %d blogueros les gusta esto: